miércoles, 24 de marzo de 2010

FORMULA QUIMICA DEL JABON Y SU EXPLICACION


¿Qué es el jabón?
El jabón es el resultado de la reacción de un álcali fuerte (base fuerte) con ácidos grasos (aceites y/o grasas vegetales, por ejemplo); a este proceso se le llama “saponificación“.
No se si es estrictamente correcto, porque mis conocimientos de química son limitados, pero yo considero que el jabón es una Sal de Ácido Graso. O sal de grasa. Al fin y al cabo, si mezclas un álcali fuerte (NaOH) con un ácido fuerte (HCl), obtienes agua y sal (NaOH + HCl -> NaCL + H2O); en este caso, y de forma similar, obtienes
glicerina y jabón (NaOH + ÁcidoGraso -> Na-AcidoGraso + Glicerol).
En la figura superior se pueden ver gráficamente como una molécula de grasa sumada a sosa cáustica reaccionan para crear una molécula de jabón (sales de sodio de los ácidos grasos), junto con glicerina.
Los aceites y grasas están formados por la unión de ácidos grasos y glicerina; durante la saponificación se separan los ácidos grasos (de los cuales surje el jabón) y la glicerina. Cuando el jabón se realiza utilizando procesos industriales, se obtiene separadamente la glicerina y el jabón puro; en cambio cuando en casa hacemos “jabón artesanal”, realmente se trata de jabón con cierta proporción de glicerina, que no se puede separar fácilmente. Esto no supone ningún problema, y de hecho la glicerina se añade habitualmente de nuevo a los jabones industriales porque se utiliza en la industria cosmética como emoliente e hidratante..
¿Por qué limpia el jabón? ¿Cómo funciona?
Las moléculas de jabón tienen un extremo hidrófilo (cola) y otro extremo lipófilo (cabeza). Si mezclamos vigorosamente agua jabonosa con grasa, esta última se separará en pequeñas gotitas que quedarán rodeadas por moléculas de jabón: la cabeza (lipófila) de cada una de las moléculas de orienta hacia la grasa, y la cola (hidrófila) hacia el agua. A esta disposicion se la denomina
micela.
Micela: molécula de grasa separada el agua por moléculas de jabón (ver las cabezas y colas).
Todos sabemos que si tenemos las manos manchadas de grasa e intentamos limpiárnoslas sólo con agua, no vamos a conseguir más que quitar la capa más superficial de la grasa; el resto quedará pegada a la piel, porque el agua no se mezcla con la grasa y es incapaz de separarla de la piel (o de una prenda, etc.). En cambio, si usamos agua jabonosa, el jabón rodea a las gotitas de grasa y las mantiene en suspensión en agua (a esto se lo suele denominar “
emulsión“), desprendiéndose con facilidad bajo el grifo (o en la lavadora).
INFORMACION SACADA DE LA PAGINA:
DONDE PUEDES CONSEGIR MAS INFORMACION

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada